En esta época, de vacaciones y buen tiempo, no hay quien se resista a salir al campo en compañía de amigos o familiares para disfrutar de una buena comilona al aire libre. Una de las razones del éxito de la barbacoa, es su aparente facilidad. Sin embargo, cualquiera que haya hecho una barbacoa sin la preparación y los instrumentos necesarios sabrá que no es tan sencillo como parece.

Esta claro que para todo hay que saber, y hacer una barbacoa no iba a ser menos, pero si además de no estar muy puestos en el tema, no contamos con buenos materiales para llevarla a cabo, entonces el fracaso está asegurado. Por eso, hoy os proponemos que os equipéis con todos los accesorios para barbacoa para hacer una buena barbacoa.

Accesorios necesarios para una barbacoa

Lógicamente es necesaria una barbacoa, pero barbacoas hay muchas y de diferentes tipos. Por ello, si no eres un cocinero habitual y te gustaría poder llevar tu barbacoa a diferentes lugares, te proponemos una barbacoa portátil, de pequeño tamaño y muy manejable.

Para encender el carbón de la barbacoa, se acabó el usar pastillas, ahora si queréis ser profesionales debéis elegir un encendedor de barbacoas, con él tendréis el control del fuego, es la forma más fácil y segura de encender la barbacoa.

Las espátulas pueden ser planas y anchas, según el alimento que quiera manejar, por ejemplo, con pequeños orificios es para levantar el pescado entero sin destrozarlo. Los cocineros profesionales dicen que en la barbacoa no se puede dar la vuelta a los alimentos con un tenedor, pues este los pincha y hace que pierdan parte de sus jugos, por ello es mejor darle la vuelta con unas pinzas. En nuestro catálogo puedes encontrar diferentes modelos de set de barbacoa con los accesorios necesarios.

Limpieza de la barbacoa

Por último os damos algunos claves para llevar a cabo la limpieza de la barbacoa, que no es menos importante que lo anterior. Puesto que la limpieza será lo que le dé mayor durabilidad a tu barbacoa.

Cuando aún esté caliente la parrilla, rascaremos con el cepillo y quitaremos todos los restos que haya. Una vez se hayan enfriado las cenizas, podemos mojarlas, para que no se vuelen y retirarlas en forma de líquido, que es más fácil, rápido y limpio. Para limpiar el exterior, podemos hacerlo con el trapo o la esponja con agua caliente. Debéis recordar cerrar las rejillas de ventilación mientras no la usamos.

Ahora sí que ya estas preparado para triunfar este verano y organizar ¡la barbacoa perfecta!


Banner cupón descuento 10€