Vivimos rodeados de mensajes publicitarios y bombardeados constantemente con información de todo tipo, ahora más que nunca gracias al “boom” de las redes sociales. Las empresas invierten una gran cantidad de recursos económicos en marketing y publicidad. Porque, por muy bueno que sea mi producto, si no lo sé vender y no lo doy a conocer, ¿de qué sirve? Los artículos promocionales o regalos publicitarios pueden convertirse en los protagonistas de una de las campañas publicitarias más efectivas de una empresa.

Niños jugando con balón de Nivea

Es el caso de Nivea, una de las compañías líderes en belleza y cuidado de la piel. La mítica pelota de playa publicitaria con la que muchos de nosotros hemos jugado se inventó en la costa española a finales de los setenta. Pero la historia de este balón azul oscuro con la firma de Nivea en letras blancas arrancó en Alemania a mediados de los años treinta, como una interpretación en tres dimensiones de la conocida lata de crema. Cuando la gente se alborotaba y todos miraban al cielo significaba que había llegado el avión de Nivea para lanzar balones sobre la playa. No sólo ganó popularidad el objeto, sino la manera en la que este llegaba a manos de la gente a través de los aviones y las caravanas.

Caravanas publicitarias de Nivea

La publicidad de este tipo de artículos promocionales juega un importante papel a la hora de explotarlos. En los años cincuenta, los alemanes se habían recuperado de la Segunda Guerra Mundial y tenían dinero, por lo tanto también coches y la posibilidad de irse de vacaciones. La publicidad hizo el resto y en los años sesenta la pelota azul ya se había convertido en todo un icono publicitario. El anuncio de Nivea de 1965 consistía en un minuto de imágenes de personas de todas las edades disfrutando de este sencillo pero singular balón de playa publicitario.

En los últimos 40 años se han producido más de 20 millones de pelotas, que tampoco son tantos teniendo en cuenta que, al menos en España, todo el mundo parece haber tenido uno. El objetivo de la empresa no era otro que hacer un regalo promocional a la gente para disfrutar al aire libre. Una idea aparentemente sencilla, un accesorio de playa que ha ayudado a Nivea a estar más cerca de sus consumidores.

Kit de productos de playa de Nivea

No es sólo tirar balones, es marketing. Nivea es una empresa que ha sabido posicionarse bien en el sector de la belleza, a través de regalos publicitarios como las muestras de productos y a través de iniciativas originales como la del famoso balón de playa. No es de extrañar que muchas empresas quieran imitar el modelo de marketing de Nivea, un ejemplo a seguir para lograr un buen posicionamiento en el mercado.

La extensión de este objeto de marketing ha sido tan grande que en 2012 buscaban llegar al Récord Guinness de 15.000 personas sosteniendo un balón de Nivea en el aire durante 10 segundos, e incluso se creó un evento en Facebook para convocar a cientos de personas en la playa con el famoso balón.

Evento de balones de Nivea

La marca cumplió su centenario en 2011, y actualmente sigue distribuyendo balones, que suelen ir doblados y empaquetados con las cremas. Algunos nostálgicos hasta han abierto grupos en Facebook como el de “Yo nunca pude coger un balón de Nivea”.

La última campaña de publicidad lanzada por Nivea tiene a niños como protagonistas, y en él, la empresa intenta advertir de los peligros del sol en verano. El spot se centra en lo difícil que es concienciar a los más pequeños de que es necesario usar crema protectora. Por eso Nivea no ha usado en esta ocasión sus famosos balones que llenaban las playas, en esta ocasión han construido un dron en forma de gaviota. El ‘pájaro’ persigue a los niños y defeca sobre ellos. Los pequeños se ríen ante la situación y se extienden por la piel la deposición que no es otra cosa que crema de Nivea.

Gaviota del anuncio de Nivea

La empresa lleva tan bien su posicionamiento en el mercado que ha conseguido que celebridades como Rihanna o los jugadores del Real Madrid hayan actuado para su publicidad televisiva.

Rihanna y Nivea

Real Madrid y Nivea

Hasta el famoso monologuista Luis Piedrahita decidió hacer mención a los famosos balones en una de sus actuaciones:

«Y sin embargo, hay una cosa que la gente se cree que es un juguete de playa, pero que no sirve para jugar en la playa: el balón de Nivea. No se puede jugar en la playa, porque el balón de Nivea sirve sólo para una patada. Le das y fiiiiiiu te has quedado sin él para siempre. Lo bueno es que tu tristeza se compensa con la felicidad de una familia que al momento dice: “¡HALA! ¡UN BALÓN DE NIVEA, QUÉ SUERTE!”. Vamos a ver, todos hemos tenido un balón de Nivea, pero, ¿quién ha comprado uno alguna vez? Si es que hay 6 en el mundo, lo que pasa es que van rulando de familia en familia».


Banner cupón descuento 10€